fbpx

Si he de ser sincero, empecé el Camino sin un propósito fijo…

Sin saber a que me iba a enfrentar además de las extenuantes caminatas para las cuales iba claramente inframente preparado. Lo místico siempre empieza el primer día, donde el camino enseña la importancia de la serenidad con lo cual poco a poco empieza se empieza a reflexionar y es ahí donde comienza la sanación. Cada día trae un aprendizaje y una lección de vida a seguir aplicando con las analogías que va presentando el camino. Todos estas serán personales. No obstante, lo anterior no hubiera sido posible sin la organización impecable hecha por FOTOSYNTESIS. Aunque este haya sido solo un camino, considero que es una oportunidad a realizar por cualquier persona en busca de: sanar, aprender, reafirmar y organizar experiencias, conocimientos y pensamientos. Muchas gracias a Connie y a Ana.

Comments are closed.

WhatsApp chat