fbpx

¿Por qué hacer el camino a Santiago de Compostela?

El otro día me preguntaron cual era la Magia del Camino a Santiago de Compostela y porque tantas personas en el mundo lo hacían buscando transformar sus vidas y en mi interior sentí que hace algunos años yo también me hice esa pregunta y no encontré en su momento la respuesta.

En toda la literatura lo que había estudiado, siempre leía que había que definir una intención del porque hacer el camino. Yo tenia muchas ganas de cambiar tantas cosas en mi vida, que no sabía por dónde empezar o cual escoger para cambiar. Pero posteriormente, mi hijo adolescente se unió a esta aventura y la respuesta me llego clara de cual era mi propósito del camino.

Te puedo contar desde lo que yo viví y sentí cuando lo hice. Ahí cobró sentido mucho de lo que yo había leído en muchos blogs y literatura acerca del Camino. Siempre me había preguntado porque tenia que irme tan lejos a caminar para poder encontrarme o en su defecto encontrar claridad con respecto a situaciones que deseaba cambiar. Sabia que había algunas otras formas de lograr ese mismo resultado sin tener que irse tan lejos, así que no me parecía lógico, pero al mismo tiempo sentía que si tantas personas hablaban maravillas de esa experiencia, algo debía ser cierto.

Tome la decisión de hacer el camino porque sentía que necesitaba resetear mi vida en muchos sentidos, acababa de salir de un proceso personal muy difícil de casi dos años, me sentía agotada emocionalmente, desgastada, y había perdido mucha de mi alegría que tanto me caracterizaba siempre. Empezaba a sentir que nada me apasionaba, y me costaba trabajo encontrarle sentido a algunas cosas en mi vida, por no decir que todo. Era casi como estar anestesiada y en piloto automático. Un día me llego una publicidad acerca del camino y el clic fue inmediato. Luego entendí simplemente que me había llegado el día a mí de hacer el Camino.

El propósito de hacer el Camino de Santiago de Compostela es tan intimo y personal que hace que cada paso que des en el, se conviertan en pasos que das hacia el interior de tu alma. Nadie mas puede hacerlo por ti, nadie puede ayudarte en ese recorrido. Tus pensamientos y emociones se van acomodando con cada etapa, vas sintiendo como las preguntas se responden solas, como las situaciones antes tan difíciles tienden a bajar su tono emocional y reconsideras muchas situaciones de manera diferente. Esa intención que escogiste de porque caminar pone un foco en algo especifico, pero realmente lo que hace es apalancar muchas otras situaciones y termina convirtiéndose en un potente catalizador. Caminar con un propósito nunca ha sido tan claro, pero solo se entiende estando allá, levantándose todos los días con la firme intención de caminar, meditar en movimiento, adentrarte en tu mente, en tus pensamientos, en tus sentimientos, desenrollar tus emociones y sentir como tu alma se expande con cada paso. Alguna vez leí que, aunque vayas acompañado en el Camino, tal vez este pueda ser el viaje mas solitario que hayas realizado en tu vida.

Así fue como yo encontré mi propósito de vida, entendí que esa magia que yo había experimentado allá tenía que ser compartida, nunca había tenido tan claro El plan de mi alma, y era ayudar a los demás a encontrar su pasión, a acompañarlos en ese proceso y transmitir mis conocimientos de como yo lo logré.

Hay muchas formas de encontrar tu propósito de vida, el Camino de Santiago puede ser una manera de hacerlo, o por lo menos de encontrar respuestas inclusive a preguntas que aun no te has hecho.

Si esto resuena contigo y sientes que te hace falta enfoque en lo que quieres hacer en tu vida, te puedes unir a nuestra próxima experiencia y caminar con nosotros.


Un abrazo;

Leave A Comment

WhatsApp chat